Disfruta de todas nuestras ventajas.

Asóciate

Toda la información sobre Nosotros.

Asociación

Jornadas AVESA a lo largo de la Historia.

Jornadas

Las últimas noticias en nuestra revista.

Newsletter

Cursos, Eventos, Seminarios, Jornadas....

Formación

Miércoles, 17 Mayo 2017 10:34

AVESA se Suma al Plan de Acción Mundial sobre la Resistencia a los Antimicrobianos.

AVESA PIDE LA COLABORACIÓN DE LOS OPERADORES ECONÓMICOS

Mercé Bieto Masip, Vocal Sección científico-técnica de carne y productos cárnicos
Inma Cervós Costansa, Vocal de Catalunya


Desde que en la 68ª Asamblea Mundial de la Salud celebrada en 2015, órgano ejecutivo de la OMS, se aprobó un Plan de acción mundial para luchar contra la resistencia a los antimicrobianos, incluida la resistencia a los antibióticos, que es el tipo de farmacorresistencia que más urge atajar, se están realizando en todo el territorio comunitario actos y jornadas de difusión y formación.

La preocupación de la resistencia a los antimicrobianos que se  está produciendo en todo el mundo, está minando nuestra capacidad para tratar las enfermedades infecciosas y socavando muchos otros avances en los ámbitos de la salud y la medicina. El objetivo del proyecto de plan de acción mundial es garantizar, mientras sea posible, la continuidad de la prevención y el tratamiento satisfactorios de las enfermedades infecciosas con medicamentos eficaces, seguros y de calidad garantizada, que se usen de modo responsable y sean accesibles a todas las personas que los necesiten.

A tal fin, en el Plan de acción mundial se establecen cinco objetivos estratégicos, entre los que figura mejorar la concienciación y la comprensión con respecto a la resistencia a los antimicrobianos y reforzar los conocimientos a través de la vigilancia y la investigación.

Desde AVESA entendemos que el principal problema radica en el consumo excesivo o incorrecto de antibióticos en humanos y animales (España se encuentra por encima de la media europea)   

Las principales acciones de la estrategia para evitar el aumento de las resistencias a antibióticos vienen definidas en el Plan de acción sobre la resistencia a los antibióticos desarrollado en una Comunicación de la Comisión Europea donde se incluyen 12 acciones que se identifican como puntos clave en la lucha contra las resistencias en los Estados miembros y que se han de desarrollar en un período de 5 años, y en el Plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de la resistencia a los antibióticos, establecido por la AEMPS siguiendo las directrices Comisión Europea, ECDC, EFSA y EMA.

Además, en el 2013 se publicó la Decisión 2013/652/UE sobre el seguimiento y la notificación de la resistencia de las bacterias zoonóticas y comensales a los antibióticos. En esta Decisión se establecían las normas y detalles para la vigilancia y la notificación armonizada de las resistencias bacterianas que se han de llevar a cabo en los Estados miembros durante el período 2014-2020, mediante la recogida de cepas bacterianas en diferentes poblaciones animales y categorías de alimentos y la realización del antibiograma y caracterización de las mismas.

Consideramos que es prioritario que las autoridades competentes  dispongan  de  los resultados del autocontrol de los operadores de las empresas alimentarias reguladas en la Decisión comunitaria para investigar las antibiorresistencias de las cepas encontradas, atendiendo que esta es una  de les recomendaciones que hizo  la Misión Comunitaria (Auditoria DG SANTE 2016-8678) el pasado setiembre a las autoridades sanitarias españolas. Los objetivos de la auditoria eran evaluar el control y la notificación de la resistencia a los antimicrobianos (AMR) en bacterias obtenidas de ciertos productos derivados de animales y de alimentos. Y recoger información sobre buenas prácticas en el control y la notificación de AMR, incluido los sistemas voluntarios, así como identificar iniciativas nuevas para mejorar la concienciación y el conocimiento de AMR.

Es claro que falta un gran camino por recorrer y desde AVESA entendemos que una de las líneas estratégicas del  Plan de Acción Mundial  es  garantizar que se sometan a cultivo y antibiograma todas las cepas de Salmonella y demás bacterias investigadas y se comparta la evaluación de los resultados obtenidos en el programa con todos los agentes implicados.