Disfruta de todas nuestras ventajas.

Asóciate

Toda la información sobre Nosotros.

Asociación

Jornadas AVESA a lo largo de la Historia.

Jornadas

Las últimas noticias en nuestra revista.

Newsletter

Cursos, Eventos, Seminarios, Jornadas....

Formación

Lunes, 03 Abril 2017 10:22

Nuevo Reglamento de controles oficiales sobre alimentos, piensos y bienestar animal


Felisa Platero Arellano
Vocal CA Castilla La Mancha
Vicepresidenta AVESA

El Diario Oficial de la Unión Europea ha publicado el Reglamento (UE) 2017/625 del Parlamento Europeo y del Consejo, 15 de marzo de 2017 relativo a los controles oficiales realizados para garantizar la aplicación de la legislación sobre alimentos y piensos, salud y bienestar animal, sanidad vegetal y productos fitosanitarios.


El nuevo Reglamento sobre controles oficiales potenciará y reforzará el sistema de la UE como referencia internacional para la integración de las normas que afectan a toda la cadena agroalimentaria. Su objetivo es prevenir, eliminar o reducir el nivel de riesgo para las personas, los animales y los vegetales a lo largo de la cadena agroalimentaria. Los controles oficiales comprobarán si estas normas se aplican correctamente.


Las empresas y las administraciones se beneficiarán de la reducción de cargas administrativas, del aumento de la eficiencia de los procesos y del refuerzo de los controles. Los consumidores también de una mayor transparencia en la realización de los controles para garantizar la seguridad alimentaria, con altos estándares de sanidad vegetal, sanidad animal y bienestar de los animales y medidas para evitar el fraude alimentario.


Las nuevas normas amplían el alcance del Reglamento anterior para cubrir la sanidad vegetal y las normas sobre subproductos animales. El Reglamento establece normas más específicas para diversas áreas ya cubiertas y ajusta los requisitos de control a determinadas necesidades relacionadas con el cumplimiento específico de cada sector. Así tenemos medidas en relación a lucha contra plagas de los vegetales, producción con vistas a su comercialización, materiales de reproducción vegetal y subproductos animales
La nueva normativa es aplicable a los operadores en todas las etapas de producción, transformación y distribución que manipulen animales, vegetales, alimentos, piensos, productos, substancias, materiales o equipos. Los controles se llevarán a cabo sin aviso previo, salvo que sea necesario.


Cambios en cuanto a la financiación de los controles oficiales. Los Estados miembros deben asignar recursos financieros adecuados a los controles oficiales, de la misma forma están obligados a recaudar, aunque no en todos los establecimientos, la tasa de control, para recuperar los gastos producidos por la realización de los controles. Es obvio que las pequeñas empresas estén exentas de las tasas de control para que estos controles no tengan un impacto negativo en su competitividad.


A destacar el  e-commerce, canales de comercialización vía internet con medidas de control pensando en este tipo de canales. Las autoridades competentes deben ser capaces de obtener muestras mediante pedidos anónimos (método conocido también como procedimiento del “cliente misterioso”) que posteriormente puedan analizarse, ser sometidas a ensayos o a una comprobación del cumplimiento. (Considerando 49)


Habrá un nuevo sistema integrado de información: reuniendo en el sistema SGICO sistemas preexistentes tales como RASFF, TRACES, … Para el funcionamiento integrado de los mecanismos y herramientas a través de los cuales se gestionan, se manejan y se intercambian de manera automática los datos, la información y los documentos relativos a los controles oficiales y otras actividades oficiales.


También afecta a los Puestos de inspección fronterizos (PIF). En adelante Puestos de control fronterizo (PCF). Estableciéndose requisitos comunes, al tener en cuenta las diferentes categorías de animales y mercancías controladas. Las partidas procedentes de terceros países que requieran controles en el momento de su introducción en la Unión deben ir acompañadas de un Documento sanitario  común de entrada (DSCE), utilizado como notificación previa, para registrar el resultado de los controles oficiales efectuados y las decisiones adoptadas.


Otra novedad del reglamento, la posibilidad de alertar a las autoridades competentes acerca de posibles casos de incumplimiento del presente Reglamento y que se pueda proteger a esa persona de represalias.