D. ÁLVARO MATEOS, VOCAL DE RELACIONES EXTERNAS DE AVESA, NOMBRADO MIEMBRO HONORARIO DE LA ORGANIZACIÓN VETERINARIA POLACA

La Junta de la Polish Society of Veterinary Sciences Lomza- Ostroleka Division, de acuerdo a la solicitud presentada por el Dr. Emilian Kudyba, ha decidido por unanimidad conceder a Álvaro Mateos Amann, presidente del Colegio de Vizcaya y del Consejo del País Vasco, el reconocimiento del título de HONORARY MEMBER de su organización.

Este reconocimiento viene a reflejar las buenas relaciones existentes entre la organización veterinaria polaca y el Consejo General de Colegios Veterinarios de España.

La ceremonia de entrega ha tenido lugar en Bergen (Noruega), donde se está celebrando la Asamblea General de la Federación de Veterinarios Europeos (FVE).

Disfruta de todas nuestras ventajas.

Asóciate

Toda la información sobre Nosotros.

Asociación

Jornadas AVESA a lo largo de la Historia.

Jornadas

Las últimas noticias en nuestra revista.

Newsletter

Cursos, Eventos, Seminarios, Jornadas....

Formación

Miércoles, 15 Junio 2016 10:53

El sistema de la red alimentaria en Europa. RASFF

 Una herramienta eficiente para la mejora en los sistemas de información y gestión de la seguridad alimentaria en Europa”.

 D. Jesús García López. Presidente de AVESA

Presidente del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de la provincia de Zaragoza.

 

Con el objetivo de anticiparse a los riesgos en el ámbito de la seguridad alimentaria y evitar problemas a los consumidores, en el año 1979 la Comisión y los países europeos crearon el RASFF, como el Sistema de Intercambio de Información rápida, voluntaria y eficiente sobre los alimentos y piensos. El RASFF está regulado por el Reglamento (CE) 178/2002, que además, establece el ámbito de aplicación y los procedimientos que debe aplicar el Sistema.

El Sistema está formado por una red en la que participan los Estados miembros, los países del Espacio Económico Europeo y de la Asociación Europea de Libre Comercio (EEA-EFTA), además de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y la Comisión, que es la responsable de la gestión del Sistema. El sistema dispone de diferentes puntos de contacto en todos los Estados miembros, de tal forma que, cuando se produce un problema con algún alimento en un país, éste se lo comunica a la Comisión, que es quién evalúa la información y la divulga al resto de los Estados miembros. El punto de contacto del RASFF en España es la Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN).

Las Alertas del Sistema RASFF comprenden diferentes niveles de información: La notificación de alerta sobre riesgos graves de alimentos que se encuentren en el mercado, para poder adoptar medidas inmediatas. La notificación de la información, una vez que el riesgo ha sido identificado, si el producto todavía no se encuentra en el mercado o bien el riesgo es de carácter no grave, no existe necesidad de acción inmediata, pero sirve para prevenir situaciones futuras. En caso contrario, se toman las medidas adecuadas. La notificación de rechazo en frontera, cuando se comprueba que representan un riesgo para la seguridad alimentaria se retiene el alimento, o se le da un destino distinto o son destruidos. Y las notificaciones de interés sobre seguridad de los alimentos que se trasmiten desde la Comisión a los Estados miembros.

La Comisión, publica periódicamente en el sitio web http://ec.europa.eu/food/safety/rasff/portal/index_en.htm un informe que contiene las notificaciones (tipo y origen del producto implicado en la alerta, tipo de problema detectado, y Estado miembro del que procede la notificación), pero sin publicar los nombres de las empresas implicadas, en base a la protección de la información comercial. Esto no es perjudicial para la protección de los consumidores, ya que la mera notificación RASFF implica que todas las medidas necesarias han sido o están en proceso de ser tomadas. Sin embargo, en circunstancias excepcionales en que la protección de la salud humana requiere una mayor transparencia, la Comisión toma la acción apropiada a través de sus canales de comunicación habituales.

La Comisión informa a las autoridades de terceros países de las notificaciones relativas a los productos fabricados, distribuidos o suministrados desde estos países. Sin embargo, el hecho de que un país se mencione como el origen de un producto no implica necesariamente que el peligro identificado se originase en el país en cuestión.En los últimos 10 años, los riesgos más notificados se debieron a la presencia de microorganismos patógenos, metales pesados, alérgenos y micotoxinas.