CONCLUSIONES DE LAS

XXVI JORNADAS NACIONALES DE SEGURIDAD ALIMENTARIA

Valencia 26 y 27 de Octubre 2.017

  1. Las encuestas realizadas sobre la venta de antimicrobianos a nivel europeo posicionan a España en el primer puesto. Es preciso trabajar activamente en acciones y programas para reducir su utilización. Para ello es muy importante conseguir la implicación de todos los sectores afectados. Un ejemplo práctico que está dando buenos resultado es el caso del sector productor porcino.

  2. Es necesario reducir el consumo global de antibióticos en veterinaria, pero además esta reducción debe ser selectiva afectando más a ciertos grupos de antimicrobianos como son fluoroquinolonas y colistina.

  3. La profesión veterinaria debe dirigir los tratamientos antibióticos en animales tras las pruebas de diagnóstico adecuadas y siempre considerando el antibiograma.

  4. La inocuidad alimentaria es una preocupación mundial. Los factores que influyen en la inocuidad alimentaria en el contexto mundial es un tema complejo en constante evolución.

  5. Entre las fortalezas a desarrollar en el futuro están el desarrollo completo de los sistemas de evaluación de riesgo, mejora de los sistemas de APPCC, mejora de la trazabilidad (radio frecuencia y otros medios de transmisión electrónica) y nuevas herramientas.

  6. Tener consolidados en una industria los sistemas de gestión de calidad y seguridad alimentaria, además de otros sistemas de gestión, ayudan a definir y establecer qué valor añadido puedan ofrecer. No sólo a ella misma, sino también a los consumidores (clientes), los trabajadores, proveedores, sociedad/autoridades y el capital.

  7. El consumidor está cada vez está más preparado y es más exigente. Los grupos de distribución lo saben y cada vez colaboran más en el desarrollo de referenciales de seguridad alimentaria. La IFS versión 7 está dirigida a garantizar que se fabrican productos seguros teniendo en cuenta que, en la alimentación, el riesgo 0 no existe. Con los cambios, relativos al fraude, material de envasado y alérgenos la versión 7 de IFS se va a adaptar a las necesidades reales del mercado.

  8. El comercio minorista, en ocasiones, no tiene la capacidad de desarrollar e implantar un sistema APPCC para garantizar la seguridad de sus productos o elaboraciones por falta de conocimientos, recursos humanos o económicos. El enfoque simplificado del APPCC está pensado para que estos establecimientos y sus procesos sean seguros aplicando los 13 prerrequisitos que incluyen, como novedad, alérgenos y comunicación con el cliente.

  9. El concepto en bienestar nos ayuda a identificar la interconexión entre bienestar animal humano y medio ambiente. La profesión veterinaria debe liderar el bienestar no sólo por su papel con los animales sino también por responsabilidad frente a la sociedad y a nuestro planeta. Desarrollar colaboraciones “una salud y un bienestar” pueden maximizar los beneficios sociales estableciendo colaboraciones entre veterinarios, servicios sociales, de salud pública, etc.

  10. Los procesos que se desarrollan en una cocina condicionan más el enfoque de la seguridad alimentaria (por ej las guías de prácticas correctas de higiene o sistema APPCC) que el tamaño o número de trabajadores de la empresa.

  11. Las herramientas para la lucha frente a los biofilms deben comenzar por la prevención mediante el diseño higiénico de las instalaciones y los sistemas de limpieza y desinfección específicos para evitar su formación. Los sistemas de específicos eliminación de biofilms son diversos: químicos, bacteriófagos o microflora competitiva.